Cómo citar fuentes bibliográficas y elaborar referencias bibliográficas correctamente

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Al realizar una investigación científica o un trabajo académico de cualquier tipo, las referencias bibliográficas constituyen una herramienta básica y frecuente. Sin embargo, no siempre son bien utilizadas: para usarlas bien hay que entender perfectamente en qué consisten y qué las diferencia de las citas y las bibliografías, otros recursos también muy prácticos y empleados en el mismo tipo de trabajos.

¿Por qué es necesario citar? La función de las referencias bibliográficas

Qué es una referencia bibliográfica

La principal misión de la referencia bibliográfica es identificar la fuente original de la que se ha obtenido determinada información. La referencia bibliográfica incluye datos básicos sobre la fuente original, como el autor, el título o la fecha de publicación. Gracias a esta información es posible localizar la fuente original en un trabajo o investigación. Fuentes frecuentes de estas referencias bibliográficas son, los libros, los periódicos o las revistas. Las referencias bibliográficas son los recursos más importantes a la hora de investigar o de realizar un trabajo, pues sirven de apoyo al mismo, lo enriquecen y apoyan los argumentos mencionados.

De manera que, un investigador, al embarcarse en el proceso de elaboración de cualquier artículo académico o dossier, por poner un ejemplo, no puede utilizar fuentes externas para enriquecer la información que aporte con sus propios textos, olvidándose o, lo que es peor, omitiendo deliberadamente al autor y no referenciando las citas conforme a una referencia bibliográfica adecuada que permita consultar dichas mismas fuentes a cualquier interesado. Si bien esto es aplicable a textos, debemos tener en cuenta que es exactamente igual cuando incluimos en nuestro documento otro tipo de archivos multimedia como son las fotografías, los esquemas, los vídeos o los sonidos. De este modo se podrá atribuir la autoridad de dicho fragmento al autor del mismo y se indicará a terceros dónde se puede encontrar dicha información.

En este sentido, la cita es necesaria siempre que copiemos o queramos hacer alusión a cualquier texto de buena fe, con el fin de enriquecer la información de nuestro nuevo documento. Debemos tener en cuenta, además, que el hecho de no hacerlo correctamente podría llevar a incurrir en cuestiones de plagio, lo que puede ser constitutivo de delito.

Utilizar citas de otros autores debe hacerse con fines éticos, porque queramos expresar una idea que ya haya sido puesta sobre la mesa por personas que nos precedieron y que tienen reconocido prestigio social y académico, o para refutar la información y confrontarla con la nuestra, pero en ningún caso se puede utilizar información de terceros con el fin de hacerla pasar por propia.

Diferencia entre la cita y la referencia bibliográfica

  • Qué es la cita

La cita es la mención literal de un texto, frase o idea ajena al autor del documento y que sirve para enriquecer el mismo.

La cita puede llegar a confundirse con la referencia bibliográfica, pero lo cierto es que son dos conceptos distintos, aunque se empleen con similares propósitos y en el mismo tipo de trabajos.

Cómo Citar

Una cita textual aparece entre comillas o en letra cursiva (nuca las dos a un tiempo) y se menciona a continuación el nombre de su autor, pudiendo incluir también, si procede de un texto, su año de publicación. La cita suele ser una frase corta y siempre se incluye dentro del texto, siendo entre paréntesis la forma habitual. Además, la cita está también incluida en la referencia bibliográfica como una referencia más

  • Cómo hacer referencias bibliográficas. Los diferentes estilos de referencia bibliográfica

Las referencias bibliográficas han de realizarse siguiendo un patrón de estilo para todas ellas, previamente establecido. El código y la información que deben incorporarse, en consecuencia, dependerán del estilo de cita elegido. Estos estilos se suelen utilizar en diferentes documentos dependiendo del tipo de disciplina académica que posean, así por ejemplo, para Derecho, Psicología y Educación se suele utilizar el estilo APA y, sin embargo, para Ciencias, Física o Matemáticas, se suelen utilizar otras tipologías entre las que destaca la de Harvard Business School.

En los trabajos científicos o académicos la referencia bibliográfica suele aparecer como nota a pie de página, al final de un capítulo o al final del trabajo. En lo que se refiere al patrón de estilo, es muy habitual comenzar la referencia con el nombre del autor en mayúsculas, seguir con la mención al título de la publicación en cursiva, y continuar después con el número de edición, el lugar, la editorial, el año de publicación, el número de páginas y las notas.

Más información para elaborar correctamente referencias bibliográficas en función de los diferentes estilos:

Guía sobre estilos de citas bibliográficas con ejemplos de la Universidad Carlos III de Madrid

Cómo elaborar citas y referencias bibliográficas. Universidad de Alicante.

Las referencias bibliográficas presentan, además, una función de relación de unas obras con otras, dentro de los complejos programas de gestión documental utilizados en las bibliotecas.

Así pues, mientras que en la referencia bibliográfica aparecen todos los datos necesarios para identificar y encontrar la fuente, en la cita solo aparece el nombre del autor o del texto de donde procede la cita y, opcionalmente, su año de publicación. El objetivo de la cita no es ayudar a localizar su origen, como es la principal misión de la referencia, sino reconocer la autoría de la misma. La cita es complementada por parte de la referencia bibliográfica, con datos mucho más completos sobre la fuente. Las referencias bibliográficas constituyen el vínculo final con la obra en la que se encuentra ese fragmento de texto citado.

Cómo se hace una bibliografía

Por último, otra herramienta de uso frecuente en trabajos académicos y científicos, e incluso periodísticos, es la bibliografía. Aquí las confusiones con las referencias bibliográficas son aún más comunes que entre cita y referencia, y para evitar dichos errores hay que comprender que la bibliografía es el listado completo de todos los materiales empleados para realizar un trabajo, a diferencia de la referencia bibliográfica. La bibliografía aparece siempre al final del documento y suele ir ordenada por orden alfabético siguiendo el orden de los primeros apellidos.

Entre los materiales empleados para efectuar un determinado trabajo, las referencias bibliográficas constituyen una de las herramientas fundamentales y, por lo tanto, en la bibliografía han de aparecer las referencias bibliográficas utilizadas en el texto.

En suma, la bibliografía incluye las referencias bibliográficas, que son fuentes empleadas en el texto de forma explícita, pero también incluye otros materiales que no son citados de forma expresa durante la exposición del trabajo,  pero que también han sido consultados durante el desarrollo y para la culminación del mismo.

Otras consideraciones importantes

Debemos tener en cuenta al hablar de referencias bibliográficas, que no existe un único modelo que se pueda emplear, y que las variantes podrán depender de múltiples factores, como el tipo de documento del que se trate (una monografía, un libro, un congreso, una revista, un periódico, una exposición, un sitio  web…), la disciplina que se esté trabajando (una carrera de ciencias o una de letras) u otros más subjetivos, como la regla general utilizada en un determinado centro o universidad. En este sentido, cada organismo podría tener sus propias normas particulares de estilo, pero una persona particular no, por lo que deberá ajustarse siempre al modelo que más se adecúe al tema de investigación o trabajo que esté realizando.

Sin embargo, existe una Organización Internacional para la Estandarización o criterio ISO, que se encarga de fijar unos parámetros y reglas de manera general, sobre todo orientadas a la edición.

Y es que nunca se puede mantener una regla fija o exacta en este ámbito, ya que incluso, muchas veces, se necesita referenciar algo que no posee un único autor o el mismo se desconoce, motivo por el cual son necesarias determinadas reglas y variantes para atender y poder referenciar un material debidamente cuando se dan este tipo de casos.

Herramientas para evitar el plagio

Para terminar solo queda apuntar que, tanto las referencias bibliográficas como las citas y la bibliografía, constituyen herramientas valiosísimas para evitar plagios y reconocer el trabajo previamente realizado por otros autores, así como para dar credibilidad y seriedad al trabajo propio. Y es que, para que un trabajo académico o científico tenga el rigor que precisa, debe prevalecer en él la honestidad y el cumplimiento de todas las reglas establecidas.

Lo que esperamos haber explicado con este artículo

Este artículo prentede explicar correctamente la diferencia que hay entre citas, referencias bibliográficas y bibliografía a quienes buscan respuesta a las siguientes preguntas:

  • como citar referencias bibliograficas
  • como citar fuentes bibliograficas
  • como citar una referencia bibliografica
  • como se elabora una referencia bibliografica
  • como citar bibliografia
  • como citar una fuente bibliografica
  • citar referencias
  • como citar correctamente
  • citar referencias bibliográficas
  • como citar la bibliografia

 

Cómo citar fuentes bibliográficas y elaborar referencias bibliográficas correctamente
4.3 (85.71%) 7 votes