Smartphone con logo Paypal

Cómo funciona Pay Pal

Qué es Pay Pal

Cuando internet empezó a convertirse en una cosa más de nuestro día a día, comenzó a surgir el interés por las compras online, los envíos a domicilio, etc. Es lógico. Entendimos en seguida que nuestro ritmo diario y las pocas horas que tenemos para disfrutar del tiempo libre no eran para invertirlas en dar paseos por los centros comerciales por necesidad, y nos dimos cuenta de que quizá no era tan descabellado el hacer determinadas compras por internet. Además, pronto las tiendas se fueron incorporando a este negocio con interesantes ofertas imposibles de encontrar muchas veces en las tiendas físicas, conscientes de que era necesario motivar a los clientes para introducirse de pleno en el siglo XXI y en la era tecnológica.

Facilitar la vida a las personas es uno de los motivos principales de las ventas online, pero también sin duda el fomentar las ventas. En cualquier caso, por el motivo que sea, como compradores necesitamos saber que estamos haciendo una compra del todo segura y que nuestra tarjeta de crédito y nuestro dinero no se van a ver comprometidos de ningún modo al hacer compras de este tipo, algo que desde luego no siempre se puede asegurar en el mundo inabarcable de internet.

Conscientes de este problema surgió en el año 1998 (California) Paypal, una plataforma que permite realizar compras y pagos seguros en más de 200 países del mundo sin necesidad de tener durante el proceso ese temor a ser estafados o a ver comprometida nuestra cuenta.

¿Cómo funciona Paypal?

Paypal, a través de un complejo sistema de encriptación de datos, nos permite crear una cuenta personal asociada de forma evidente a nuestros datos bancarios, pero sin que estos se tengan que ver comprometidos ni introducidos en diferentes casillas y páginas a la hora de realizar nuestras compras por internet.

La amplitud que tiene a día de hoy este sistema de pago, abarcando unos 202 países y con más de 203 millones de usuarios en todo el mundo, hace que utilizarlo no solo sea seguro sino del todo recomendable.

Tal y como describen en el blog de Abogadosypenal.com, Paypal funciona con el objetivo de evitar el fraude en la red y de evitar también que como compradores podamos sentirnos inseguros a la hora de realizar nuestras compras. Y es que Paypal respalda al comprador incluso cuando el fraude pueda tener lugar y siempre manteniendo nuestros datos financieros en el anonimato, por así decirlo, de cara a las diferentes páginas en las que queramos comprar que podrían encontrarse en cualquier lugar remoto del mundo, aumentando así el riesgo a no recibir el producto deseado o a que una vez llegado no tenga nada que ver con lo que habíamos visto previamente.

Crear una cuenta en Paypal además es muy sencillo, pues tan solo se necesita aportar a la hora de darnos de alta una cuenta de correo electrónico y… ¡listo! Hecho este paso, será el momento de introducir nuestros datos bancarios que Paypal guardará de forma segura para que no tengamos que volver a introducirlos en infinidad de ocasiones por diferentes espacios y páginas de la red. La ropa, el calzado, la compra del mes, muebles, libros, juguetes, viajes, billetes de avión…casi todo lo que nos podamos imaginar podremos pagarlo con Paypal (y siempre y cuando la página en la que queramos realizar la compra tenga el servicio de pago de Paypal disponible) despreocupándonos y sabiendo que alguien responderá por nosotros si al final no recibimos lo que esperábamos o, lo que es peor, no recibimos nada.

¿Qué puede hacer PayPal si no he recibido el producto?

Paypal actúa en diferentes casos devolviéndonos el importe que hayamos gastado en nuestra compra, como por ejemplo en caso de que no nos llegue, en caso de que llegue defectuoso o roto, en caso de que no lo queramos porque hayamos cambiado de opinión…En este tipo de casos siempre deberemos procurar contactar antes con el vendedor, pero si esto no es posible o se negara por cualquier circunstancia a devolvernos nuestro importe, podremos abrir lo que se denomina “una disputa” en Paypal.

Una vez abierta, Paypal estudiará el caso y se pondrá en contacto con el vendedor asumiendo la devolución del importe, en caso de que el vendedor se desentienda de la disputa. En cualquier caso te recomendamos que reúnas el mayor número de pruebas posibles: conversaciones en las que puedas demostrar que el vendedor te ha estafado, en caso de que el producto sea distinto al pedido…, etc. Haz fotos o recaba el mayor número de pruebas posibles, ya que de este modo para Paypal será más fácil resolver la disputa a tu favor y en el menor tiempo posible. Eso sí, recuerda practicar el juego limpio en este sentido, ya que si Paypal detecta que estás usando las disputas de forma fraudulenta, no dudará en cancelar y eliminar tu cuenta.

Pero Paypal no solo nos permite comprar, teniendo otras ventajas y posibilitando otras opciones como la de hacer transferencias, recibir ingresos, hacer retiradas de dinero para enviarlas a nuestra cuenta, o utilizar Paypal como vendedores, para lo cual se nos cobrará una pequeña tarifa.

La plataforma de pago más importante y extendida del mundo en su sector

En definitiva, Paypal es como un monedero virtual que nos permite pagar de forma segura y protegida o darle parte de nuestro dinero a quien queramos, como por ejemplo a nuestros hijos, y aunque no es la única plataforma que realiza este tipo de servicios, sin duda es la más importante y extendida por el momento.

Si queremos guardar cantidades importantes de dinero en nuestro Paypal, en torno a los 2.500 euros o más, es recomendable que verifiquemos nuestra cuenta ya que, a efectos fiscales y en caso de posibles reclamaciones, nos resultará más fácil responder con una cuenta verificada. Para ello tan solo tendremos que aportar nuestro número de DNI u otro tipo de documento que verifique de forma oficial nuestra identidad ante Paypal, como puede ser el pasaporte o el permiso de conducir.