Mejor software de gestión documental 2018 – Comparativa ECM G2 Crowd

Hasta hace no demasiado tiempo, al hablar acerca de software ECM para Pymes, muchos ponían cara de extrañeza, hasta ahora este tipo de programas eran conocidos como programas de gestión documental, pero han evolucionado y ahora disponen de muchas funcionalidades integradas que van más allá de la gestión documental.  Sin embargo, hoy en día, se han convertido en herramientas indispensables para multitud de empresas.

Toca entonces hablar de la comparativa de software ECM (Gestión Documental) que acaba de publicar la plataforma de comparativas G2 Crowd. Ese portal cuenta con una peculiaridad a la hora de efectuar sus comparativas, utiliza las valoraciones de múltiples usuarios que han probado los software incorporados en la comparativa.

¿Por qué nos apoyamos en G2 Crowd para hacer esta comparativa de software ECM de gestión documental?

Para que te hagas una idea, este medio recibe, mensualmente del orden de 380.000 opiniones verificadas de usuarios, a partir de las cuales han elaborado el ranking al que estamos haciendo referencia. Su objetivo es el de facilitar el proceso de toma de decisiones de compra a quienes lo siguen. En estos momentos, esta cifra es de más de un millón.

El público objetivo principal de G2 Crowd está compuesto por inversores, analistas y profesionales que buscan un lugar en Internet en el que comparar sus diferentes opciones respecto al producto que desean comprar con el objetivo de seleccionar el mejor programa. Todos ellos, para verter opiniones fiables y verificadas, deben entregar la factura de la licencia adquirida y autentificarse mediante su perfil en LinkedIn.

¿Cuál es el mejor software ECM para gestión documental del 2018?

En el primer trimestre de 2018, según G2 Crowd, parece que quien se debe llevar el título de mejor software ECM de gestión documental es R2 Docuo.

Software R2 Docuo

Ha sido el ECM mejor valorado en la plataforma G2 Crowd teniendo en cuenta la cuadrícula Primavera 2018 que el pasado 28 de marzo dicha compañía hizo pública, se encuentra liderando el ranking de programas de este tipo.

¿Qué valoraciones ha obtenido R2 Docuo en G2 Crowd?

Las calificaciones de R2 Docuo dentro del estudio efectuado por G2 Crowd en base a las opiniones de sus clientes son realmente excelentes. En concreto, ocupa el primer puesto en el Top 20 de valoraciones reales de usuarios para pymes. También ostenta el segundo en el Top 16 de facilidad de uso.

Para poder verificar estos resultados, la plataforma nos brinda la posibilidad de comparar R2 Docuo con el resto de sus competidores. Esto es de gran ayuda a la hora de ver en qué destaca respecto a ellos. Aquí puedes encontrar algunas de las más interesantes:

R2 Docuo frente a Confluence

R2 Docuo frente a Alfresco

R2 Docuo frente a Docuware

R2 Docuo frente a DocuShare

R2 Docuo frente a opentext

¿Por qué lidera R2 Docuo el ranking de programas ECM?

¿Es realmente este el mejor ‘software’ de gestión documental? Podemos decir que son muchas las razones por las que R2 Docuo ha logrado alcanzar el escalón más alto dentro del ranking de G2 Crowd. En primer lugar, brinda la posibilidad de guardar los archivos en la nube de forma totalmente segura según lo dictado en la Ley Orgánica de Protección de Datos. También permite compartir archivos desde la propia página web de la compañía mediante la creación de enlaces seguros de descarga directa.

A todo esto hay que añadir, además, que permite controlar eficazmente los flujos de trabajo de manera completamente visual. Por su parte, en términos de gestión documental, favorece la sencilla organización de los documentos por categorías y es compatible con las plantillas de Microsoft Office y con diversos programas de firma electrónica en PDF. También usa metadatos, sistemas de control de versiones y plataformas de creación automática de documentos y correos electrónicos.

Llegados a este punto, a la hora de determinar cuál es el mejor ‘software’ ECM, no cabe duda de que R2 Docuo, como mínimo, merece una mención especial. Y es que se trata de un programa de estas características específicamente diseñado para profesionales y emprendedores capaz de agilizar enormemente las tareas que se llevan a cabo en cualquier negocio. Solo así es posible explicar los altos puestos que ocupa en los rankings de G2 Crowd.

Cómo se hace la curación de contenidos

Curación de contenidos, en qué consiste y cómo se hace

La curación de contenidos, a pesar de sonar como un término un poco extraño, lo cual se debe a que es una traducción directa de la expresión inglesa ‘Content Curator‘, es un concepto indispensable para entender el marketing online. Por ello, en este artículo, nos hemos propuesto explicarte qué es y cómo se practica para despejar todas tus dudas al respecto.

¿Qué es la curación de contenidos?

La curación de contenidos puede definirse como la acción de buscar, encontrar y seleccionar informaciones, datos, textos o cualquier otro contenido que sea considerado relevante para distribuirlo de manera segmentada a un colectivo o una organización especifica. Dicho de otro modo, se trata de una estrategia que lo que trata es de separar lo que realmente tiene valor de aquello que puede considerarse como ‘paja’.

El objetivo de llevar a cabo procesos de curación de contenidos no es otro que el de mejorar la asimilación de la información y el mensaje por parte de los receptores evitando que estos caigan en el exceso de información. Puesto que puede tratarse de un mecanismo realmente costoso y lento, hoy en día los profesionales tratan de sistematizarlo todo lo posible. De esta forma, además, resulta más factible influir en la toma de decisiones.

¿Qué no es la curación de contenidos?

Muchas personas creen que, cada vez que buscan una información en Internet con el objetivo de resolver un problema determinado, están curando contenidos cuando, realmente, esto no es así. Esto se debe, fundamentalmente, a que no se trata de un proceso puntual, sino de uno que requiere un mantenimiento en el tiempo y que se centra en uno o varios temas de relevancia muy específicos y de interés para un sujeto o una organización.

Hay otro factor que define a la curación de contenidos. Y es que la información extraída, además de útil, práctica y específica sobre un tema, no debe ser efímera. De hecho, que tenga validez en el tiempo es de vital importancia. De este modo, es posible atraer la atención de todos aquellos que están interesados, mientras que el resto sigue su camino por otro lado y se crea un entorno óptimo. En resumen, puede decirse que la curación de contenidos es filtrar información con un objetivo definido y muy claro.

¿Cómo se hace la curación de contenidos?

La curación de contenidos se efectúa en dos fases que, a su vez, suman un total de cinco etapas. Vamos a explicar todas ellas a continuación:

1. Fase de productividad y eficiencia en el tratamiento de la información.

Agregación. El objetivo es reunir toda la información de relevancia posible sobre un determinado tema específico que se encuentra en una sola localización, las cuales suelen denominarse como repositorios. ‘Intelligent Watcher‘ y ‘Evernote‘ son los dos más conocidos y usados en estos momentos.

Destilación. Una vez realizado el paso anterior, llega el momento de filtrar dichos contenidos aplicando la conocida técnica del embudo de la información. De este modo, lo que se consigue es darle un formato mucho más simple con el objetivo de que solo aquellas ideas y conceptos que tengan mayor relevancia sean compartidas.

2. Fase de resolución de objetivos específicos

Elevación. Esta es la etapa del proceso de curación de contenidos en el que hay que identificar las tendencias marcadas y compartidas entre sí por pequeñas piezas o fragmentos online.

Mashup. Este es, probablemente, el punto más complicado de todos. Y es que, en él, lo que hay que hacer es mezclar todos los contenidos que hayan sido curados para lograr crear un nuevo y original punto de vista. Como es obvio, en él la creatividad juega un papel clave.

Cronología. La última de las etapas del proceso. Su objetivo es el de establecer relaciones causa efecto entre los contenidos. Para ello, es indispensable reunir toda la información histórica que se pueda y organizarla sobre una línea de tiempo con el propósito de resaltar la evolución que ha experimentar un determinado tema. Gracias a esto, es posible identificar patrones específicos que redunden en la creación de alertas tempranas.

Culminar este proceso puede arrojar contenidos extremadamente valiosos que, posteriormente, pueden presentarse de maneras muy diversas. Por ejemplo, muchos optan por crear un repositorio organizado por categorías al que solo puedan acceder usuarios registrados, un boletín de vigilancia sobre los cambios en un sector, un análisis de artículos científicos, etc. En resumen, las posibilidades son prácticamente infinitas.

Salta a la vista que, en estos momentos, la curación de contenidos se ha convertido en un arma indispensable en cualquier estrategia de marketing. Y es que, al fin y al cabo, de lo que se trata es de proveer de artículos e informaciones de calidad a los usuarios sobre temas muy específicos y que les sean útiles en cualquier sentido que necesiten.

Cómo funciona Pay Pal

Qué es Pay Pal

Cuando internet empezó a convertirse en una cosa más de nuestro día a día, comenzó a surgir el interés por las compras online, los envíos a domicilio, etc. Es lógico. Entendimos en seguida que nuestro ritmo diario y las pocas horas que tenemos para disfrutar del tiempo libre no eran para invertirlas en dar paseos por los centros comerciales por necesidad, y nos dimos cuenta de que quizá no era tan descabellado el hacer determinadas compras por internet. Además, pronto las tiendas se fueron incorporando a este negocio con interesantes ofertas imposibles de encontrar muchas veces en las tiendas físicas, conscientes de que era necesario motivar a los clientes para introducirse de pleno en el siglo XXI y en la era tecnológica.

Facilitar la vida a las personas es uno de los motivos principales de las ventas online, pero también sin duda el fomentar las ventas. En cualquier caso, por el motivo que sea, como compradores necesitamos saber que estamos haciendo una compra del todo segura y que nuestra tarjeta de crédito y nuestro dinero no se van a ver comprometidos de ningún modo al hacer compras de este tipo, algo que desde luego no siempre se puede asegurar en el mundo inabarcable de internet.

Conscientes de este problema surgió en el año 1998 (California) Paypal, una plataforma que permite realizar compras y pagos seguros en más de 200 países del mundo sin necesidad de tener durante el proceso ese temor a ser estafados o a ver comprometida nuestra cuenta.

¿Cómo funciona Paypal?

Paypal, a través de un complejo sistema de encriptación de datos, nos permite crear una cuenta personal asociada de forma evidente a nuestros datos bancarios, pero sin que estos se tengan que ver comprometidos ni introducidos en diferentes casillas y páginas a la hora de realizar nuestras compras por internet.

La amplitud que tiene a día de hoy este sistema de pago, abarcando unos 202 países y con más de 203 millones de usuarios en todo el mundo, hace que utilizarlo no solo sea seguro sino del todo recomendable.

Tal y como describen en el blog de Abogadosypenal.com, Paypal funciona con el objetivo de evitar el fraude en la red y de evitar también que como compradores podamos sentirnos inseguros a la hora de realizar nuestras compras. Y es que Paypal respalda al comprador incluso cuando el fraude pueda tener lugar y siempre manteniendo nuestros datos financieros en el anonimato, por así decirlo, de cara a las diferentes páginas en las que queramos comprar que podrían encontrarse en cualquier lugar remoto del mundo, aumentando así el riesgo a no recibir el producto deseado o a que una vez llegado no tenga nada que ver con lo que habíamos visto previamente.

Crear una cuenta en Paypal además es muy sencillo, pues tan solo se necesita aportar a la hora de darnos de alta una cuenta de correo electrónico y… ¡listo! Hecho este paso, será el momento de introducir nuestros datos bancarios que Paypal guardará de forma segura para que no tengamos que volver a introducirlos en infinidad de ocasiones por diferentes espacios y páginas de la red. La ropa, el calzado, la compra del mes, muebles, libros, juguetes, viajes, billetes de avión…casi todo lo que nos podamos imaginar podremos pagarlo con Paypal (y siempre y cuando la página en la que queramos realizar la compra tenga el servicio de pago de Paypal disponible) despreocupándonos y sabiendo que alguien responderá por nosotros si al final no recibimos lo que esperábamos o, lo que es peor, no recibimos nada.

¿Qué puede hacer PayPal si no he recibido el producto?

Paypal actúa en diferentes casos devolviéndonos el importe que hayamos gastado en nuestra compra, como por ejemplo en caso de que no nos llegue, en caso de que llegue defectuoso o roto, en caso de que no lo queramos porque hayamos cambiado de opinión…En este tipo de casos siempre deberemos procurar contactar antes con el vendedor, pero si esto no es posible o se negara por cualquier circunstancia a devolvernos nuestro importe, podremos abrir lo que se denomina “una disputa” en Paypal.

Una vez abierta, Paypal estudiará el caso y se pondrá en contacto con el vendedor asumiendo la devolución del importe, en caso de que el vendedor se desentienda de la disputa. En cualquier caso te recomendamos que reúnas el mayor número de pruebas posibles: conversaciones en las que puedas demostrar que el vendedor te ha estafado, en caso de que el producto sea distinto al pedido…, etc. Haz fotos o recaba el mayor número de pruebas posibles, ya que de este modo para Paypal será más fácil resolver la disputa a tu favor y en el menor tiempo posible. Eso sí, recuerda practicar el juego limpio en este sentido, ya que si Paypal detecta que estás usando las disputas de forma fraudulenta, no dudará en cancelar y eliminar tu cuenta.

Pero Paypal no solo nos permite comprar, teniendo otras ventajas y posibilitando otras opciones como la de hacer transferencias, recibir ingresos, hacer retiradas de dinero para enviarlas a nuestra cuenta, o utilizar Paypal como vendedores, para lo cual se nos cobrará una pequeña tarifa.

La plataforma de pago más importante y extendida del mundo en su sector

En definitiva, Paypal es como un monedero virtual que nos permite pagar de forma segura y protegida o darle parte de nuestro dinero a quien queramos, como por ejemplo a nuestros hijos, y aunque no es la única plataforma que realiza este tipo de servicios, sin duda es la más importante y extendida por el momento.

Si queremos guardar cantidades importantes de dinero en nuestro Paypal, en torno a los 2.500 euros o más, es recomendable que verifiquemos nuestra cuenta ya que, a efectos fiscales y en caso de posibles reclamaciones, nos resultará más fácil responder con una cuenta verificada. Para ello tan solo tendremos que aportar nuestro número de DNI u otro tipo de documento que verifique de forma oficial nuestra identidad ante Paypal, como puede ser el pasaporte o el permiso de conducir.

Software ECM (Enterprise Content Management)

Programas ECM o Software para gestión de contenidos empresariales (Enterprise Content Management)

Seguro que, si tienes un negocio propio o, al menos, estás al tanto de todo lo que rodea al mundo empresarial, has escuchado hablar en más de una ocasión de los programas ECM. En concreto, este acrónimo sirve para representar las siglas en inglés de ‘Enterprise Content Managemente’, es decir, ‘Gestión de Contenido Empresarial’. Sin embargo, ¿sabes qué son realmente? Si no es así, sigue leyendo pues vamos a aclarártelo rápidamente.

¿Qué es un ‘software’ ECM?

La Gestión de Contenido Empresarial puede entenderse, fundamentalmente, como la forma de organizar y almacenar todos aquellos documentos que tienen que ver con el funcionamiento de una organización y de sus procesos. Evidentemente, este es el motivo por el que, en su interior, se pueden incluir métodos, herramientas y estrategias que guarden cualquier tipo de relación con la manera de operar del negocio en sí mismo. En la página de R2 Docuo encontraréis el siguiente un vídeo explicativo que resume muy bién para qué sirve y qué hace un software ECM de gestión de contenidos empresariales.

Los programas ECM surgieron en torno al año 2005 y, como es obvio, han evolucionado al compás que ha marcado el desarrollo de las empresas, de su funcionamiento y de los hábitos de consumo de los clientes, que son, finalmente, los que marcan el devenir de cualquier negocio.

Por ello, hoy en día, se entiende por ‘software’ ECM el conjunto de herramientas, métodos y estrategias destinadas a gestionar la información en cualquier ámbito de la empresa y sin importar el formato en el que se presenta, si bien es cierto que, hoy en día, la mayor parte de ella viene en archivos electrónicos, bases de datos, correos electrónicos, etc. De hecho, en los últimos tiempos, también abarca la conversión de los tradicional a lo digital. Este proceso recibe el nombre de digitalización.

Además, a todo ello hay que añadir también la gestión del contenido web. Y es que, en estos momentos, tener presencia en Internet se ha convertido en requisito ‘sine qua non’ para el éxito de cualquier empresa. También abarca la gestión de los flujos de trabajo, los sistemas de colaboración entre equipos y la gestión de archivos de trabajo.

¿Cómo se presentan los programas ECM?

Los programas ECM suelen estar compuestos por una serie de herramientas integradas en un todo que, de forma separada, tratan de gestionar cada procedimiento. Esto facilita que todos los usuarios puedan tener acceso a la totalidad de la información abarcada por el programa.

Por su parte, acostumbran a ser instalados de tres formas diferentes en función de las necesidades de cada empresa. En concreto, son estas:

  1. ‘Software on-premise’. Son aquellos que se instala en red local de ordenadores de la compañía, por lo que solo sus usuarios y trabajadores tienen acceso a ella.
  2. SaaS o ‘software’ como servicio. En este caso, al EMC se accede a través de Internet ya que la información se guarda en un sistema online elaborado por los propios desarroladores del programa.
  3. ‘Softwares’ híbridos. Evidentemente, se trata del camino intermedio. En este sentido, una parte del programa se instala en la red local de ordenadores de la empresa, mientras que la otra es exclusiva de acceso web.

Solo nos queda apuntar que la instalación de un ‘software’ ECM conlleva la preparación de la empresa en todos los sentidos para cambiar su forma de operar. Esto abarca, por un lado, sus procesos, estructura y cultura de trabajo y, por otro, a los propios empleados, que necesitan de la formación suficiente como para desempeñar sus tareas de un modo nuevo y más eficiente.

Cómo citar fuentes bibliográficas y elaborar referencias bibliográficas correctamente

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Al realizar una investigación científica o un trabajo académico de cualquier tipo, las referencias bibliográficas constituyen una herramienta básica y frecuente. Sin embargo, no siempre son bien utilizadas: para usarlas bien hay que entender perfectamente en qué consisten y qué las diferencia de las citas y las bibliografías, otros recursos también muy prácticos y empleados en el mismo tipo de trabajos.

¿Por qué es necesario citar? La función de las referencias bibliográficas

Qué es una referencia bibliográfica

La principal misión de la referencia bibliográfica es identificar la fuente original de la que se ha obtenido determinada información. La referencia bibliográfica incluye datos básicos sobre la fuente original, como el autor, el título o la fecha de publicación. Gracias a esta información es posible localizar la fuente original en un trabajo o investigación. Fuentes frecuentes de estas referencias bibliográficas son, los libros, los periódicos o las revistas. Las referencias bibliográficas son los recursos más importantes a la hora de investigar o de realizar un trabajo, pues sirven de apoyo al mismo, lo enriquecen y apoyan los argumentos mencionados.

De manera que, un investigador, al embarcarse en el proceso de elaboración de cualquier artículo académico o dossier, por poner un ejemplo, no puede utilizar fuentes externas para enriquecer la información que aporte con sus propios textos, olvidándose o, lo que es peor, omitiendo deliberadamente al autor y no referenciando las citas conforme a una referencia bibliográfica adecuada que permita consultar dichas mismas fuentes a cualquier interesado. Si bien esto es aplicable a textos, debemos tener en cuenta que es exactamente igual cuando incluimos en nuestro documento otro tipo de archivos multimedia como son las fotografías, los esquemas, los vídeos o los sonidos. De este modo se podrá atribuir la autoridad de dicho fragmento al autor del mismo y se indicará a terceros dónde se puede encontrar dicha información.

En este sentido, la cita es necesaria siempre que copiemos o queramos hacer alusión a cualquier texto de buena fe, con el fin de enriquecer la información de nuestro nuevo documento. Debemos tener en cuenta, además, que el hecho de no hacerlo correctamente podría llevar a incurrir en cuestiones de plagio, lo que puede ser constitutivo de delito.

Utilizar citas de otros autores debe hacerse con fines éticos, porque queramos expresar una idea que ya haya sido puesta sobre la mesa por personas que nos precedieron y que tienen reconocido prestigio social y académico, o para refutar la información y confrontarla con la nuestra, pero en ningún caso se puede utilizar información de terceros con el fin de hacerla pasar por propia.

Diferencia entre la cita y la referencia bibliográfica

  • Qué es la cita

La cita es la mención literal de un texto, frase o idea ajena al autor del documento y que sirve para enriquecer el mismo.

La cita puede llegar a confundirse con la referencia bibliográfica, pero lo cierto es que son dos conceptos distintos, aunque se empleen con similares propósitos y en el mismo tipo de trabajos.

Cómo Citar

Una cita textual aparece entre comillas o en letra cursiva (nuca las dos a un tiempo) y se menciona a continuación el nombre de su autor, pudiendo incluir también, si procede de un texto, su año de publicación. La cita suele ser una frase corta y siempre se incluye dentro del texto, siendo entre paréntesis la forma habitual. Además, la cita está también incluida en la referencia bibliográfica como una referencia más

  • Cómo hacer referencias bibliográficas. Los diferentes estilos de referencia bibliográfica

Las referencias bibliográficas han de realizarse siguiendo un patrón de estilo para todas ellas, previamente establecido. El código y la información que deben incorporarse, en consecuencia, dependerán del estilo de cita elegido. Estos estilos se suelen utilizar en diferentes documentos dependiendo del tipo de disciplina académica que posean, así por ejemplo, para Derecho, Psicología y Educación se suele utilizar el estilo APA y, sin embargo, para Ciencias, Física o Matemáticas, se suelen utilizar otras tipologías entre las que destaca la de Harvard Business School.

En los trabajos científicos o académicos la referencia bibliográfica suele aparecer como nota a pie de página, al final de un capítulo o al final del trabajo. En lo que se refiere al patrón de estilo, es muy habitual comenzar la referencia con el nombre del autor en mayúsculas, seguir con la mención al título de la publicación en cursiva, y continuar después con el número de edición, el lugar, la editorial, el año de publicación, el número de páginas y las notas.

Más información para elaborar correctamente referencias bibliográficas en función de los diferentes estilos:

Guía sobre estilos de citas bibliográficas con ejemplos de la Universidad Carlos III de Madrid

Cómo elaborar citas y referencias bibliográficas. Universidad de Alicante.

Las referencias bibliográficas presentan, además, una función de relación de unas obras con otras, dentro de los complejos programas de gestión documental utilizados en las bibliotecas.

Así pues, mientras que en la referencia bibliográfica aparecen todos los datos necesarios para identificar y encontrar la fuente, en la cita solo aparece el nombre del autor o del texto de donde procede la cita y, opcionalmente, su año de publicación. El objetivo de la cita no es ayudar a localizar su origen, como es la principal misión de la referencia, sino reconocer la autoría de la misma. La cita es complementada por parte de la referencia bibliográfica, con datos mucho más completos sobre la fuente. Las referencias bibliográficas constituyen el vínculo final con la obra en la que se encuentra ese fragmento de texto citado.

Cómo se hace una bibliografía

Por último, otra herramienta de uso frecuente en trabajos académicos y científicos, e incluso periodísticos, es la bibliografía. Aquí las confusiones con las referencias bibliográficas son aún más comunes que entre cita y referencia, y para evitar dichos errores hay que comprender que la bibliografía es el listado completo de todos los materiales empleados para realizar un trabajo, a diferencia de la referencia bibliográfica. La bibliografía aparece siempre al final del documento y suele ir ordenada por orden alfabético siguiendo el orden de los primeros apellidos.

Entre los materiales empleados para efectuar un determinado trabajo, las referencias bibliográficas constituyen una de las herramientas fundamentales y, por lo tanto, en la bibliografía han de aparecer las referencias bibliográficas utilizadas en el texto.

En suma, la bibliografía incluye las referencias bibliográficas, que son fuentes empleadas en el texto de forma explícita, pero también incluye otros materiales que no son citados de forma expresa durante la exposición del trabajo,  pero que también han sido consultados durante el desarrollo y para la culminación del mismo.

Otras consideraciones importantes

Debemos tener en cuenta al hablar de referencias bibliográficas, que no existe un único modelo que se pueda emplear, y que las variantes podrán depender de múltiples factores, como el tipo de documento del que se trate (una monografía, un libro, un congreso, una revista, un periódico, una exposición, un sitio  web…), la disciplina que se esté trabajando (una carrera de ciencias o una de letras) u otros más subjetivos, como la regla general utilizada en un determinado centro o universidad. En este sentido, cada organismo podría tener sus propias normas particulares de estilo, pero una persona particular no, por lo que deberá ajustarse siempre al modelo que más se adecúe al tema de investigación o trabajo que esté realizando.

Sin embargo, existe una Organización Internacional para la Estandarización o criterio ISO, que se encarga de fijar unos parámetros y reglas de manera general, sobre todo orientadas a la edición.

Y es que nunca se puede mantener una regla fija o exacta en este ámbito, ya que incluso, muchas veces, se necesita referenciar algo que no posee un único autor o el mismo se desconoce, motivo por el cual son necesarias determinadas reglas y variantes para atender y poder referenciar un material debidamente cuando se dan este tipo de casos.

Herramientas para evitar el plagio

Para terminar solo queda apuntar que, tanto las referencias bibliográficas como las citas y la bibliografía, constituyen herramientas valiosísimas para evitar plagios y reconocer el trabajo previamente realizado por otros autores, así como para dar credibilidad y seriedad al trabajo propio. Y es que, para que un trabajo académico o científico tenga el rigor que precisa, debe prevalecer en él la honestidad y el cumplimiento de todas las reglas establecidas.

Lo que esperamos haber explicado con este artículo

Este artículo prentede explicar correctamente la diferencia que hay entre citas, referencias bibliográficas y bibliografía a quienes buscan respuesta a las siguientes preguntas:

  • como citar referencias bibliograficas
  • como citar fuentes bibliograficas
  • como citar una referencia bibliografica
  • como se elabora una referencia bibliografica
  • como citar bibliografia
  • como citar una fuente bibliografica
  • citar referencias
  • como citar correctamente
  • citar referencias bibliográficas
  • como citar la bibliografia

 

Qué es el Plagio

EL PLAGIO

Definición de Plagio

Para conocer la definición exacta de algo no hay nada como consultar el diccionario y, según el Diccionario de la Real Academia de la lengua Española, se entiende por plagiar a la acción de “copiar en lo sustancial obras ajenas, dándolas como propias”.

Por tanto, en la mayoría de los casos, plagiar es el acto de utilizar lo de los demás en beneficio propio, con el menoscabo de infinidad de derechos, morales y patrimoniales, que supone para artistas y creadores de distinto tipo.

El reconocimiento del concepto del plagio tuvo lugar en el año 1990, en la Asamblea del Convenio de Berna, y para el caso español figura en el artículo 270 del Código Penal, aunque a día de hoy siguen existiendo pocas certezas y bastante nebulosa en torno a este problema.

¿Qué es el Plagio?

El plagio se comete cuando se infringen los derechos de un autor sobre cualquier tipo de obra, lo que normalmente ocurre cuando se realiza una copia del material original sin el aviso y posterior permiso del autor o sin realizar, incluso, la oportuna atribución al mismo.

En cuanto a los derechos de los autores, la ley establece que un autor posee derechos sobre su obra por el simple hecho de realizarla, sin que exista una obligatoriedad a realizar registros que lo demuestren. Sin embargo, la simple existencia de la posibilidad del plagio, hace que un autor se vea obligado a registrar sus materiales con el fin de poder demostrar que el material es de su autoría cuando se realizase un acto de plagio.

La divulgación de una obra sin consentimiento de su autor, repercute de manera significativa en la difusión de la cultura, pues impide que los creadores se beneficien de su trabajo de forma plena, lo que conduce a que no puedan darse a conocer o prosperar en su trabajo creando, por ejemplo, puestos de empleo asociados.

Hoy en día, además, y como consecuencia del auge de las nuevas tecnologías, la acción de plagiar y divulgar una obra sin consentimiento es todavía mucho más fácil y recurrente. Un buen ejemplo lo tenemos en el mundo del cine, la literatura o la música, donde las descargas ilegales en plataformas p2p de programas informáticos, películas, música y libros en formato digital han proliferado de tal forma, que ya apenas se compra en sus formatos físicos, especialmente en cuanto a películas y discos se refiere.

¿Qué no es plagio?

A veces se dan situaciones en las que resulta difícil discernir si un tipo de contenido podría tener derechos de autor o no, motivo por el cual es fundamental informarse, pues el plagio involuntario tiene, en el fondo, las mismas consecuencias que el voluntario. Por eso, y para aclarar dicha cuestión, a continuación se muestra una lista con los contenidos que no guardan derechos de autor:

  • Una idea propia original, un trabajo desarrollado por nosotros a partir de nuestras propias investigaciones.
  • El conocimiento general, de uso común o público.
  • El resumen y la recopilación de datos de investigaciones originales, siempre y cuando se citen correctamente.

Plagio voluntario e involuntario

Dentro del acto de plagiar o plagio, existen diferentes niveles en cuanto a la gravedad que el acto pueda revestir, e incluso se puede dar el caso de que la copia literal de un texto constituya una cita o referencia a otro autor sin que exista plagio. Para esta última situación, el autor del nuevo texto deberá citar y atribuir correctamente la autoría bajo determinadas condiciones.

El plagio se puede efectuar, en consecuencia, de forma voluntaria o involuntaria por desconocimiento de quien lo realiza:

Plagio voluntario

Hablamos de plagio voluntario cuando copiamos cualquier obra original total o parcialmente, desde simples frases a trabajos completos, sin efectuar ningún tipo de atribución al autor original y, por tanto, atribuyéndonoslo en el nuevo trabajo. Sin entrar en profundidad en aspectos legales, ya que el plagio suele ser constitutivo de delito y no es el objeto de este artículo entrar en temática legal, es más que evidente que el plagio es tanto más grave cuanto mayor es el daño para el autor original, lo que suele ocurrir cuando se roba una obra original incluso antes de su publicación o estreno (tal y como ocurre habitualmente cuando se hackean los servidores de discográficas y productoras de cine), o cuando se copia literalmente una obra y se saca beneficio de su venta sin conocimiento por parte del autor, hasta el punto de entrar en muchos casos en el ámbito penal tal y como nos comentan los abogados de Abogadosypenal.com.

Plagio involuntario o inconsciente.

Hablamos de plagio involuntario o inconsciente cuando se desconoce qué es un plagio o cómo atribuir correctamente la autoría de una obra, es muy habitual que se produzca cuando citamos el texto de un autor pero o no citamos correctamente o simplemente se pasa por alto la necesidad de citar porque no se le da importancia a dicha necesidad. 

Cómo evitar el plagio cuando se necesita o desea un material

Cuando se necesita o desea un material de terceros, por las cuestiones que sean, surge en seguida la pregunta: ¿cómo evitar determinados tipos de plagio? Para ello es muy importante, entre otras cosas, conocer la cita y la cesión de derechos de autor. 

Pautas para el uso de materiales completos

Ya sea que queramos realizar un trabajo de investigación, hacer una versión de una canción, o utilizar un cuento en un libro de texto, será necesario informarse sobre quién realizó dicho material para poder establecer un contacto con esa persona y plantear la posibilidad de una llamada cesión de derechos de autor, o algún tipo de licencia o autorización con la que emplear el material en la forma deseada. Debemos tener en cuenta, en este sentido, que las licencias pueden ser distintas según se trate del material tal cual o de modificaciones del mismo.

Por otro lado, es importante señalar que aunque las intenciones del que usa un material sin autorización sean sin ánimo de lucro, estaría incurriendo de igual forma en una infracción de plagio y de derechos de autor.

Pautas para el uso de fragmentos de materiales

Solo en el caso de los artículos académicos, por ejemplo, o las investigaciones, donde no se precisa utilizar el material al completo sino tan solo algún fragmento del mismo, puede realizarse la utilización del material sin necesidad de permisos previos, siempre y cuando se realice una conveniente cita según las normas bibliográficas y de citación, que se  pueden consultar en este otro artículo en el que se nos habla de cómo citar correctamente fragmentos de obras.

Aunque la cita es perfectamente conocida por los profesionales de la información de diferentes ámbitos, como el académico, lo cierto es que su uso parece haber quedado en el olvido con respecto a los contenidos digitales, pues hoy en día mucha gente dispone de blogs personales en los cuales se hace uso indiscriminado de información de terceros sin referencias de ningún tipo, lo que no solo lleva a la infracción de los derechos de los autores originales, sino también a una devaluación general de los contenidos disponibles en internet.

Para citar correctamente debemos seguir unas normas básicas y sencillas:

  • Entrecomillar siempre la frase o párrafo citados.
  • Citar la fuente de dicha frase o párrafo, fotografía o cualquier tipo de documento gráfico, archivo o programa.
  • Para citar la fuente original y el autor, es necesario referenciar la fuente original mediante referencia bibliográfica.

Medios para combatir el plagio

La única posibilidad que tiene un autor de poder defenderse cuando sus derechos son atacados por medio de un acto de plagio, es registrar convenientemente sus materiales para que pueda demostrase de manera legal la autoría llegado el momento.

De esta forma existen determinados organismos oficiales (cuyo nombre y forma dependerán de cada país o lugar en el que nos encontremos) que se encargan de velar por los derechos y las obras de los autores. Es el caso de la SGAE (Sociedad General de Autores y Editores), que se encarga de velar de manera concreta por los derechos de las obras de autores musicales, de artes escénicas y audiovisuales, o de CEDRO, una asociación de autores y editores de libros, revistas, periódicos o partituras.

Sin embargo, este tipo de asociaciones siguen dejando en una especie de limbo a los contenidos que solo se crean en formato digital, motivo por el cual se creó una página en internet que ya cuenta con bastante prestigio llamada SafeCreative, y que cuenta con varios tipos de licencias, desde la más básica gratuita hasta otras más profesionales, que permiten que cualquier tipo de creador pueda demostrar de forma completamente válida y legal la autoría de su obra. Bien es cierto que esta plataforma, en caso real de plagio, solo se encarga de informar a los infractores sobre el uso indebido y las consecuencias legales que el mismo podría tener, pero no va más allá en el caso de que el infractor hiciese caso omiso, para lo cual el autor tendría que recurrir a especialistas legales si quisiese ir más allá y obligar al infractor a retirar su material o a pagar, incluso, la multa correspondiente por haberlo usado sin la autorización oportuna.

Las consecuencias del plagio pueden ser de tipo civil y de tipo penal, y este último caso se aplica en cuanto el plagio, producido a sabiendas, tenga además un carácter lucrativo para el que se haya apropiado del material, con el consecuente perjuicio que esto generaría al autor.

 

¿Quieres saber más?, sinceramente, si te interesa esta temática visita el espacio que enlazamos a continuación, es el mejor punto de partida para saber sobre plagio, citas, propiedad intelectual y Creative Commons:

Guía sobre el plagio y propiedad intelectual de la Universidad Autónoma de Madrid

 

Qué es un software de gestión documental

Hasta hace algunas décadas, gestionar la documentación de una empresa exigía, entre otras cosas, disponer de espacio físico suficiente para acumular una gran cantidad de documentos. Hoy en día y gracias al desarrollo de la digitalización, los negocios pueden prescindir del formato papel y tener toda su información bien organizada y perfectamente accesible a través de un software de gestión documental. Continúa leyendo Qué es un software de gestión documental

Qué es un ERP o Entreprise Resource Planning

¿Qué significa ERP en informática?, ERP son las siglas en inglés de Enterprise Resource Planning, o lo que es lo mismo, planificación de recursos empresariales. Algo que traducido en términos comprensibles viene a ser un sistema, o una aplicación informática, orientada a la gestión de la información en las empresas.

Se trata de un modelo de gestión y de configuración de datos único, en el que se tiene acceso a toda la información relevante de una empresa. Información de valor económico que se emplea en la toma de decisiones a diferentes niveles. Continúa leyendo Qué es un ERP o Entreprise Resource Planning

Competencias informáticas e informacionales

Qué son las competencias informáticas e informacionales

Las competencias informáticas e informacionales son conceptos con cierta relación entre sí. De hecho, la Red de Bibliotecas Universitarias Españolas, más conocida bajo las siglas REBIUN, estableció el término CI2 para identificarlas en su conjunto y hacer referencia a la integración que mantienen en las nuevas titulaciones universitarias de nuestro país. Sin embargo, no son sinónimos. Aquí vamos a ver las diferencias existentes entre ambos. Continúa leyendo Competencias informáticas e informacionales

Qué es EDUROAM

No cabe duda de que, hoy en día, el acceso a Internet es indispensable tanto en el área personal como en el profesional y académico. Respecto a este último, desde hace unos años hemos asistido a la irrupción de Eduroam, un servicio mundial de movilidad segura que, prácticamente, garantiza la conexión a la red a toda la comunidad investigadora y estudiantil.

¿Qué es exactamente Eduroam?

Eduroam es un concepto que nace a partir de la contracción de los términos procedentes del inglés ‘education’ y ‘roaming’. Como ya hemos comentado, se trata de un servicio mundial de movilidad segura que promueve el acceso a Internet libre y gratuito de toda la comunidad académica y de investigación. De hecho, su lema es ‘abre tu portátil y estarás conectado’.

Este sistema permite que estudiantes, profesores, investigadores y demás personal que forma parte del mundo académico puedan acceder a Internet cómodamente desde sus propios ordenadores. Esto se lleva a cabo, fundamentalmente, a través de la creación de campus virtuales. De hecho, hoy en día, cualquier universidad de nuestro país y, en general, del resto de Europa, posee el suyo propio. Otras instituciones adjuntas también cuentan con uno. Continúa leyendo Qué es EDUROAM